Buscar en el blog y en la Web

Cargando...

30/5/09

Propiedades y Beneficios del Ajo

Uno de los remedios curativos más eficaces y baratos de la farmacopea natural es, sin duda, el ajo. Combate las infecciones, es un potente antiinflamatorio, aumenta las defensas, mejora la circulación, previene la arteriosclerosis, disminuye el exceso de grasas en sangre, previene la hipertensión, alivia el dolor, es un eficaz expectorante, está indicado en problemas del aparato respiratorio y es diurético y estimulante. En suma, un producto de fuerte y a veces desagradable olor pero dotado de múltiples y sorprendentes virtudes.

Ajo para prevenir el cáncer
:
Estudios demográficos demuestran que en las zonas donde mas se consume ajo reducen considerablemente el riesgo de padecer cáncer de esófago y de estomago.
Estudios realizados en animales demuestra que algunos compuestos de azufre del ajo inhiben el crecimiento de algunos tipos de cáncer como por ejemplo el de mama.

Los Efectos Circulatorios
:
Más de 250 publicaciones demuestras que el ajo mejora la actividad cardiovascular. Puede aminorar los niveles de colesterol y de los triglicéridos en la sangre, también desacelera la velocidad de coagulación. Posee propiedades antioxidantes.

Las Acciones Antimicrobianas
:
El ajo tiene propiedades antibacteriales, antivirales y antimicóticos. Puede obrar contra algunos parásitos intestinales. El ajo tiene aproximadamente el 1% de la fuerza de acción de la penicilina, esto quiere decir que no es un substituto de los antibióticos, pero puede ser considerado un buen suplemente para algunas infecciones bacterianas.

La Presión Alta
:
El ajo es uno de los remedios más efectivos para aminorar la presión sanguínea. La presión y tensión disminuyen con el consumo, esto permite aliviar los espasmos arteriales. También desacelera el ritmo cardiaco, aligerando síntomas como pueden ser los mareos, dificultad al respirar y la formación de gases en las vías digestivas.

Los Desórdenes del Sistema Digestivo:
El ajo es una de las comidas más beneficiosas para el sistema digestivo. Auxilia la eliminación de toxinas en el cuerpo. Estimula la acción peristáltica y la secreción de jugos gástricos. Los dientes de ajos triturados con agua o con leche pueden mejorar los desordenes en la digestión. Tiene un efecto antiséptico y es un excelente remedio para las inflamaciones y demás enfermedades contagiosas.
Es un excelente agente expulsor de gusanos. Tiene un efecto de alivio en diversas diarreas. Los problemas como la colitis y muchos otros trastornos intestinales puede ser exitosamente tratados con ajo en capsulas.

Los Desórdenes en la Piel:
El ajo también ha sido utilizado exitosamente para los problemas en la piel, como pueden ser el acne, el ajo frotado contra las cicatrices producida por los granos mejora la cicatrización.
El uso externo del ajo ayuda a limpiar la piel de espinillas y puntos negros.

La tos ferina
:
El jarabe de ajo debería ser dado en dosis pequeñas, este es un excelente remedio para estos casos.

Preventivo... y curativo


El ajo se emplea desde la antigüedad para prevenir y tratar multitud de trastornos de la salud. De hecho, es:
Cardioprotector.
Hipotensor.
Anticolesterolemiante.
Hipolipemiante.
Fluidificante y purificador de la sangre.
Vasodilatador.
Antibiótico.
Fungicida.
Desinfectante.
Vermífugo.
Antiséptico de amplio espectro.
Anticoagulante.
Expectorante.
Descongestionante.
Diurético.
Estimulante.
Antipirético.
Afrodisíaco (al menos así lo consideraban los egipcios).

Fuente: Universo energético, dsalud.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada